Con la tecnología de Blogger.

Estrategia en internet

Gestión de la analítica web

jueves, 29 de diciembre de 2011

Imaginemos un corredor de bolsa al que confiamos parte de nuestros ahorros. A buen seguro, desearemos que transcurrido un tiempo nuestra inversión reporte beneficios.

Si nos dirigimos a una entidad bancaria con la intención de confiarle nuestros ahorros es muy probable que nos hablen de productos financieros mediante los que obtendremos beneficios sobre el capital. Con seguridad, querremos conocer el tanto por ciento de interés que obtendremos por nuestro dinero. Incluso es más que probable que solicitemos una recreación de la inversión para saber exactamente qué cantidad podremos ganar invirtiendo en aquel producto.



Cuando nos interesamos por un producto lo hacemos en base al beneficio que pensamos obtener. Tanto si se trata de un ordenador, un teléfono o un electrodoméstico, solemos informarnos de las características del artículo en cuestión para determinar si dará respuesta a nuestras expectativas. En todos los casos, buscamos información que valide nuestra decisión. Pretendemos conocer a cambio de qué vamos a invertir nuestro dinero. Lo hacemos constantemente en nuestra vida y es por eso que lanzo una pregunta:

¿Por qué tantos empresarios de este país invierten en SEO/ SEM /SMO y no se interesan por conocer lo que obtienen a cambio de su inversión en Internet?

“Sí, ahora que lo dices he notado más llamadas últimamente”, te dicen algunos. “Estuve haciendo Adwords durante unos meses pero no me funcionó”, te aseguran otros (lógico, hizo la campaña él mismo invirtiendo los cupones de 75€ que regala Google, sin ni siquiera realizar un estudio de palabras clave y/o de competidores, ¿cómo demonios le iba a funcionar?)…

Sinceramente no lo comprendo. Muchos de estos señores son los mismos que se ven obligados, según dicen, a dejar sin cesta de Navidad a los empleados para optimizar recursos (y ahorrar 800 euros a lo sumo). Ojo, no es que ponga en cuestión si deben aplicar o no recortes, tan solo me sorprende lo paradójico de su comportamiento.

A riesgo de repetirme más que el ajo lo volveré a decir: en Internet, medir es fundamental. No solo nos permitirá conocer el rendimiento de nuestra campaña puntual, nos servirá para optimizar nuestras campañas del futuro, nuestra página o páginas y hasta es posible que nos lleve a replantearnos políticas y estrategias. Internet ofrece fabulosas herramientas de medición. Incluso con un mínimo conocimiento matemático, podemos diseñar nuestras propias tablas.

Si invierto 500 euros al mes en algo necesito saber si ese algo me reporta 530 ó 470 al mes siguiente. Porque dependiendo de lo que sea, en el primer caso tal vez me plantee multiplicar la inversión por 100 (es un decir), y en el segundo, querré saber a qué se debe, me haré preguntas del tipo: ¿Mi página web no convierte?, ¿por qué razón?, ¿qué palabras aportaron más tráfico durante la campaña?, querré conocer cada detalle a fin de sacar el máximo partido a mi inversión, exactamente igual que en el ejemplo del agente de bolsa o el producto bancario, etc.


Además, es muy probable que si de cara al próximo año le dan a la medición y al análisis la importancia que tiene, no se verán obligados a hacer según que recortes, o como mínimo, podrán rectificar con antelación y evitar males mayores.          


 

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Lotería humanitaria

Envía tu consulta

Siéntete libre de preguntar lo que quieras. Puedes hacerme llegar tu consulta a través del formulario que verás más arriba, o bien, realizar tu consulta desde los comentarios de las entradas del blog.

Ética

Es obvio que todos y cada uno de los que tratamos de estar al día de lo que se “cuece” en el sector, queremos ofrecer al lector contenido de interés, pero si utilizas el contenido de este blog profesionalmente, menciona la fuente.

Nos seguimos en Twitter

Recibe las nuevas publicaciones en tu correo

Gestión Adwords